Pequeño e Independiente Puede Ser Nuestro Futuro

Como parte de mi trabajo en nombre de las cervecerías artesanales independientes de Wisconsin durante los últimos cuatro años, he tenido la oportunidad de viajar por todo el hermoso estado de Wisconsin para visitar comunidades tanto grandes como pequeñas, tanto rurales como urbanas. Ha sido una experiencia reveladora conocer los desafíos que muchos deben de enfrentar para simplemente salir adelante. Aun así, he escuchado historias inspiradoras de perseverancia y de la superación de grandes dificultades para sentar las bases hacia la construcción de un futuro exitoso.

Ha sido un placer trabajar en nombre de empresarios que crearon pequeños negocios con grandes sueños. Están convirtiendo edificios abandonados en áreas descuidadas de sus comunidades en motores de desarrollo económico. Los negocios que comenzaron en sus cocinas y garajes ahora alimentan una economía turística, una pequeña economía de fabricación, y ahora están listos para impulsar una nueva economía agrícola. Trabajan duro, se esfuerzan por proporcionar trabajos locales y bien remunerados, como también retribuyen a sus comunidades. Lo que comenzó hace más de 30 años como un sector cervecero improvisado con equipos lácteos de segunda mano en edificios abandonados ahora está contribuyendo más de $ 2 mil millones a la economía de Wisconsin.

No hay ninguna justificación para que nuestro gobierno estatal les otorgue $ 4.5 mil millones a los propietarios ausentes de una corporación multinacional sin vínculos con nuestro estado. Deberíamos dedicar los dólares de los contribuyentes a proporcionar la infraestructura que las pequeñas empresas de Wisconsin necesitan para prosperar.